Lunes, 01 Abril 2024 06:52

Crece el temor de un desastre ambiental por el hundimiento del barco Rubymar tras el ataque de los hutíes

Las autoridades advirtieron que el naufragio causará un daño sin precedentes en el Mar Rojo. La embarcación transportaba 21.000 toneladas métricas de fertilizante de sulfato de fosfato de amonio cuando fue atacado por el grupo financiado por Irán
Un buque de carga se hundió en el Mar Rojo después de un ataque de militantes hutíes, llevándose consigo unas 21.000 toneladas métricas de fertilizante, lo que representa un riesgo ambiental significativo para una de las vías fluviales más transitadas del mundo y el hogar de muchos arrecifes de coral.

El Rubymar fue alcanzado por un misil balístico antibuque disparado por los hutíes respaldados por Irán el 18 de febrero y se hundió la madrugada del sábado después de “hacer agua lentamente” desde el ataque, dijo el Comando Central de Estados Unidos en las redes sociales el domingo temprano, hora local.

“Las aproximadamente 21.000 toneladas métricas de fertilizante de sulfato de fosfato de amonio que transportaba el buque presentan un riesgo ambiental en el Mar Rojo”, dijo el Centcom, y agregó que el barco “también presenta un riesgo de impacto subsuperficial para otros barcos que transitan por las concurridas rutas marítimas de la vía fluvial”.

El hundimiento del barco “causará un desastre ambiental”, dijo el gobierno yemení en un comunicado separado.

El ataque de los hutíes el mes pasado provocó una mancha de petróleo de 18 millas y obligó a la tripulación a abandonar el barco. La Autoridad de Puertos y Zonas Francas de Yibuti, que coordinó el rescate de los tripulantes del Rubymar, dijo que el fertilizante a bordo estaba clasificado como “muy peligroso”. 

Se cree que es la primera vez que un buque ha sido completamente destruido por un ataque hutí. Durante meses, los hutíes han estado utilizando misiles y drones para atacar buques comerciales y navales que atraviesan el Mar Rojo en protesta por la guerra de Israel en Gaza.

“Yemen continuará hundiendo más barcos británicos, y cualquier repercusión u otros daños se agregarán a la factura de Gran Bretaña”, escribió el domingo el viceministro de Relaciones Exteriores de los hutíes, Hussein El-Ezzi.

Sin embargo, un portavoz de la Oficina de Relaciones Exteriores, Commonwealth y Desarrollo de Gran Bretaña dijo que el Rubymar no era un barco británico, sino que era operado por una compañía libanesa, con bandera de Belice y propiedad de una compañía registrada en las Islas Marshall.

“Hemos sido claros en que cualquier ataque a la navegación comercial es completamente inaceptable, y que el Reino Unido y nuestros aliados se reservan el derecho de responder adecuadamente”, dijo el portavoz, quien también señaló un alto nivel de preocupación por los posibles efectos ambientales del hundimiento.

Julien Jreissati, director de programas de Greenpeace para Oriente Medio y el Norte de África, pidió que los equipos de respuesta a emergencias tengan “acceso inmediato” 

“Además de cualquier otra fuga de fueloil de los motores, el hundimiento del buque podría romper aún más el casco, permitiendo que el agua entre en contacto con las miles de toneladas de fertilizante, que luego podrían liberarse en el Mar Rojo y alterar el equilibrio de los ecosistemas marinos, desencadenando efectos en cascada en toda la red alimentaria. “, dijo Jreissati.

“Esta alteración podría tener consecuencias de gran alcance, afectando a varias especies que dependen de estos ecosistemas y, a su vez, afectando potencialmente a los medios de vida de las comunidades costeras”.

The Associated Press citó a Ian Ralby, fundador de la firma de seguridad marítima I.R. Consilium, diciendo que había “muchas maneras” en que el Mar Rojo podría verse perjudicado por el hundimiento del barco y señaló que si el barco permanece intacto bajo el agua, el impacto será un goteo lento en lugar de una liberación masiva.

Ralby señaló que el mar tiene un patrón de agua circular, y agregó: “Lo que se derrama en el Mar Rojo, se queda en el Mar Rojo”.

El hundimiento del barco “causará un desastre ambiental” en el mar Rojo, confirmaron las autoridades (EUROPA PRESS/ARCHIVO)

El Rubymar se dirigía a Bielorrusia desde los Emiratos Árabes Unidos cuando fue atacado, informó The Washington Post en ese momento. Las Operaciones de Comercio Marítimo del Reino Unido del ejército británico confirmaron en una actualización el sábado que “el buque ha levado ancla. El hundimiento del barco “causará un desastre ambiental” en el mar Rojo, confirmaron las autoridades (EUROPA PRESS/ARCHIVO)

Los hutíes han dicho que los barcos vinculados a Israel o que se dirigen a sus puertos son objetivos legítimos, y Estados Unidos y Gran Bretaña han lanzado varios ataques contra el grupo en un intento de poner fin a los ataques, que no parecen haberse detenido. El sábado, el alto funcionario hutí, Mohammed Ali al-Houthi, criticó al primer ministro del Reino Unido, Rishi Sunak, por el apoyo de Gran Bretaña a Israel y dijo que Sunak era “responsable” del destino del barco. También exigió que se permitiera la entrada de más ayuda humanitaria en Gaza.

Muchos barcos grandes, que transportan alrededor del 12 por ciento de todo el comercio mundial, han alterado sus rutas para evitar el Mar Rojo en medio de la amenaza hutí, optando por viajar por el camino más largo alrededor del sur de África.

Estos desvíos podrían añadir hasta un mes de tiempo de tránsito, retrasando la entrega de mercancías y perturbando aún más el comercio internacional, un sector que ya está lidiando con las secuelas de la pandemia de coronavirus, el aumento de la inflación y las interrupciones causadas por la guerra de Rusia en Ucrania.

“Con cada vez menos buques portacontenedores a los que apuntar, las probabilidades de otro derrame con un impacto ambiental masivo han aumentado enormemente”, dijo Ralby a la AP.

lugar.

Visto 26 veces