Lunes, 01 Abril 2024 06:34

Sixto Palavecino, el santiagueño que llevó el violín a otro nivel

Defensor del quichua y virtuoso del violín, el músico santiagueño se consolidó como uno de los referentes más importantes del folclore. Falleció en 2009 y este 31 de marzo hubiese cumplido 109 años.

 

Sixto Doroteo Palavecino nació en Barrancas (Salavina), en la provincia de Santiago del Estero. Con la compañía inseparable de su violín sachero dibujó en sus obras al monte que lo vio crecer, sus colores, su naturaleza, sus costumbres y mitos.
Autodidacta, se definía como violinero porque llamaba violinista a quienes habían estudiado el instrumento. De niño, su madre no le permitía tocar instrumentos porque pensaba que los músicos, por andar en los bailes, se volvían enfermos y alcóholicos. Sin embargo Sixto, a los 10 años construyó él mismo su primer violín, que ocultaba de la vista de su madre dentro del hueco de un algarrobo.

 

 

Dulzura quichua, La callejera, Folklorear, Changuitos de mi tierra, Lamento de chacarera, La Pedro Cáceres, Telesitapaj son algunas de las más de 300 obras de su autoría, donde siempre interpretó el sentimiento del pueblo.
Compuso gatos, escondidos, triunfos, chacareras, vidalas. Lo característicos en sus composiciones, sobre todo en las chacareras, fue cantar una primera en quichua y la segundaen castilla (castellano). Se las conoce como chacarera overa, mezcla de castilla y quichua, como "La Huackachiara".

Visto 34 veces